DERECHOS RESERVADOS

Gracias por citar la fuente en cualquier reproducción que se haga de este material. D.R. Elías Blanco - Museo del Aparapita.

martes, 20 de enero de 2015

GABRIEL CHAVEZ CASAZOLA



CHÁVEZ CASAZOLA, Gabriel (Sucre, Bolivia, 1972).- Poeta, periodista y gestor cultural.
Ha trabajado como editor en los periódicos paceños ‘Ultima Hora’ y ‘La Prensa’, y para ‘Correo del Sur’ de Sucre en que redactó el suplemento literario ‘Puño y Letra’. Docente de la UMSFX. Director de la Fundación Sucre Capital Cultural. Responsable del Taller de poesía de la Universidad Andina ‘Simón Bolívar’. Oficial Mayor de Cultura de la Alcaldía de Sucre (2004). Actualmente radica en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, Bolivia.
Un fragmento de Lugar Común dice: "Replegada en la luz, pareciendo de olor a niebla y misa pero no, sino de maíz y fermento, despierta la ciudad y se despierta arriba, donde comenzaron las mañanas / donde todavía comienzan. / De palmas de palmera la barren, la acicalan manos de niñas que ya no son crueles y la visten, preparándola para las bodas de llovizna y asfalto. / Hay un reloj en el centro de esta plaza del alba".
Parte de su obra poética se halla traducida al italiano, portugués, inglés, griego y rumano. Poemas suyos se encuentran incluidos en varias antologías bolivianas e internacionales. Ha sido invitado a encuentros, festivales y lecturas de poesía en numerosos países de América y en España. Imparte talleres de poesía y escritura creativa en la ciudad de Santa Cruz, donde reside, y también los ha ofrecido en Colombia, Ecuador y México.
Fue editor y columnista de varios periódicos nacionales, y actualmente es columnista del suplemento literario 'Letra Siete' de 'Página Siete', donde mantiene además el espacio de poesía “Mirabiliario”, y colabora con las páginas literarias de El Deber de Santa Cruz y La Palabra del Beni.
Es también colaborador de revistas internacionales de literatura, entre ellas Círculo de Poesía (México), La Raíz Invertida (Colombia) y Agulha (Brasil).
Tiene libros publicados en otros géneros (artículos periodísticos, ensayo, crónica) y editó una Historia de la cultura boliviana del siglo XX en dos volúmenes (Sucre, 2005 y 2009) premiada como Libro Mejor Editado en Bolivia por la Feria Internacional del Libro de Santa Cruz. Cuidó igualmente la reedición crítica de obras de autores clásicos chuquisaqueños (Guillermo Francovich, Jaime y Germán Mendoza, Nicolás Ortiz Pacheco, Carlos Medinaceli, Adolfo Costa du Rels, entre otros), para la desaparecida Fundación Cultural “La Plata”, entre los años 1997 y 2006.
Entre otros premios, ha recibido la Medalla al Mérito Cultural del Estado boliviano. En 2013 fue finalista del prestigioso Premio Mundial de Poesía Mística Fernando Rielo, convocado en España por la Fundación Fernando Rielo.
De su obra poética, el  escritor uruguayo Alfredo Fressia ha escrito:“Poesía del elemento líquido, del viaje, de lo inestable como el tiempo y la memoria, la obra de Gabriel Chávez Casazola tiene el poder de transfigurar lo que toca, de iluminarlo.(…) Al mismo tiempo polifónica y profundamente centrada en la palabra de su creador, la obra de Chávez Casazola –un autor cada vez más reconocido entre los poetas del continente- suscita la inmediata adhesión del lector, la total identificación con el yo de su poesía, que es siempre un nosotros, los que nos reconocemos iluminados por este poeta de excepción”. 
La crítica y poeta boliviana Mónica Velásquez, comentando El agua iluminada, ha valorado “la entrañable capacidad de este poeta de resignificar los hechos más pequeños del día a día; las memorias heroicas que no queremos repetir y sólo celebramos o la escritura que acusa recibo de que existió el mundo y el poeta que lo inventa. Particularmente hermoso es el lugar que esta palabra da a la memoria, que nos lleva de la mano hasta ese anhelado sitio y tiempo donde y cuando había ilusión.Al salir de este mundo quedan renovados las celebraciones y los agradecimientos. Para quien se niega al olvido y ofrenda sus palabras al recuerdo de todo ser, lugar o silencio, las flores o palabras que caigan de su mano no serán otra cosa que un renacer. Una melancolía luminosa que atraviesa libros, mundos, cuerpos y sensibilidades para teñir de posibilidad lo que parece perdido es una marca, entre otras, que nos deja esta escritura”.
El poeta y crítico ecuatoriano Xavier Oquendo, sobre el libro La mañana se llenará de jardineros, escribe: “Epifánica, torrencial y efusiva. Así encontramos la novísima poesía de Gabriel Chávez Casazola, una de las voces más imprescindibles de la poesía boliviana y latinoamericana actual (…)  El problema filosófico de la memoria y el placer se hace presente (como nos diría el filósofo Bentham en su Aritmética del placer) para entretejer de manera insólitamente hermosa los trazos de sus poemas, que contienen sugerencias de largo aliento en una suerte de poesía épica personal, que es a la vez capaz de conmover a sus lectores”.
Y la narradora y crítica boliviana Magela Baudoin apunta que “Gabriel Chávez Casazola es, sin lugar a dudas, no solo el poeta boliviano de mayor visibilidad internacional sino, estoy segura, el de mayor trascendencia entre los poetas de fines del siglo XX. Su voz rompe las tradiciones de la poesía críptica e inaugura, sin temor a los prejuicios, una corriente estética de decantada transparencia, belleza y fuerza evocativa. Estamos pues ante una poesía que no tiene pudor para ‘conectar’, pero que, sin embargo, no se pierde en lo banal; al contrario, es desde su aparente simpleza que se cuela, como por las rendijas, en una cadencia espiritual, emotiva e incluso filosófica, que posteriormente reverbera o, mejor, se queda en el lector como un tatuaje, hermoso y perturbador”.

LIBROS
Poesía: Lugar común (1999); Escalera de mano (2003); El agua iluminada (2010). La mañana se llenará de jardineros (Quito, 2013; segunda edición Santa Cruz, 2014), Cámara de niebla (Buenos Aires, 2014).
En antologías: El pie de Eurídice (Colombia, 2014) y La canción de la sopa (Quito, 2014).
Ensayo: La apuesta de Odiseo (2000).


FUENTES: T. Lema, Poesía Chuquisaqueña, 77-82; C. González, "La cultura puede ser una industria", La Prensa/Oh, La Paz, 28.03.2004, 4-5; F. Molina, “Escalera en mano…”, La Prensa/Fondo, 20.06.2004, 2; Fundación La Plata, La Música, 2005, 209; LR/Tendencias, “Estantería”, 26.12.2010, C4; Datos y reseñas proporcionadas por el autor (enero 2015)


FOTO: Tomada del Face del autor

D.R. Copyright: Elías Blanco Mamani / Museo del Aparapita

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada