DERECHOS RESERVADOS

Gracias por citar la fuente en cualquier reproducción que se haga de este material. D.R. Elías Blanco - Editorial "El Aparapita".

sábado, 13 de septiembre de 2014

TUPAC KATARI - JULIAN APAZA



TUPAC KATARI (Julián Apaza Nina) (Ayo Ayo, La Paz, Bolivia, 1750 – La Paz, Bolivia, 1781).- Rebelde indígena.





Nació en 1759 en la comunidad de Sullcavi, a dos kilómetros de Ayo Ayo, en la provincia Aroma del departamento de La Paz.
Quedó huérfano de niño, por lo que –anotan algunos historiadores– tuvo que acogerse en una casa religiosa donde ejerció tareas de monaguillo y campanero. Posteriormente trabajó en las minas como mitayo, como panadero y mercader de coca y tejidos. Viajó por la zona de los Yungas y La Paz.
Pensó por varios años la rebelión indígena, una de sus acciones previas fue adoptar el nombre de Tupac Katari, inspirado en Tupac Amaru el rebelde del Perú y de Tomás Katari, que también se había levantado en Potosí en su caso. Asume el nombre con el fin de sumar a los seguidores de ambos en la lucha futura. Tupac quiere decir destello solar y Katari que significa serpiente, del que se infiere el nombre de Serpiente de Sol.
Hasta que el levantamiento indígena se traduce en el cerco a la ciudad de La Paz que comienza el 14 de marzo de 1781 con un ejército de hasta 40.000 hombres y mujeres, venidos de distintas regiones de La Paz como Calamarca, Caracato, Sapahaqui, Laja y Viacha. Según anota la historiadora María Eugenia del Valle, “Esta fue la época en que Tupac Katari desplegó su mayor vigor. Tenía junto a sí a dos mujeres excepcionales, a Bartolina Sisa, su esposa, y a Gregoria Apaza, su hermana; contaba con uno que otro capitán audaz, como Gregorio Suio, y amanuenses, fusileros y artilleros criollos, mestizos o negros, todos de gran utilidad. Se rodeó también de familiares y capellanes que contribuyeron a darle un aparato administrativo y la aureola de prestigio que necesitaba puesto que se había nominado a sí mismo como virrey”.
El cerco tuvo una pausa ante la llegada de las fuerzas españolas comandadas por I. Flores el 30 de junio del mismo año. En ese primer Cerco murieron hasta 10.000 habitantes (un tercio de la población) según anota el historiador N.A. Robins. Ante la retirada del auxilio militar español, el 5 de agosto del mismo año Tupac Katari volvió a imponer el cerco a La Paz, hasta que el 17 de octubre llegaron más soldados realistas que definitivamente levantaron el cerco.
Tupac Katari producto de una traición, es apresado y penado con el descuartizamiento el 13 de noviembre de 1781. Según anota Rolando costa Arduz, su cabeza fue fijada en la horca de la Plaza Mayor y en Killi Killi, su mano derecha expuesta en Ayo Ayo y luego en Sica Sica, la siniestra en Achacachi, la pierna derecha en Chulumani y la izquierda en Caquiaviri.













FUENTES CONSULTADAS:
Rolando Costa, Monografía de la Provincia Aroma, 1997, 17-18; Juan Manuel Poma, Tupaj Katari / El aymara que tomó el cielo por asalto, 2000; N.A. Robins, Diccionario Histórico: II, 2002, 1049; Ma. Eugenia del Valle, Historia de la Rebelión de Tupac Catari, 2011, 11-15; L. Carrillo, “La ruta Katari”, La Razón / Escape, 28.11.2010, 16-20

FOTOS: (1) Retrato realizado por Gastón Ugalde y que se encuentra en el Palacio Legislativo, en La Paz. (2) Representación del descuartizamiento de Tupac Katari.
Derechos reservados / Copyright: Museo del Aparapita / Elías Blanco Mamani

BARTOLINA SISA VARGAS




SISA VARGAS, Bartolina (Caracato, La Paz, Bolivia, 1750 – La Paz, Bolivia, 1782).- Luchadora indígena.
Nació el 24 de agosto de 1750 (según anota Nicanor Aranzaez, otros como Barnadas anotan hacia 1761) en la localidad de Caracato, vecina de Sica Sica, en la hoy Provincia Aroma, del departamento de La Paz. En su juventud ayudó a sus padres en los viajes que hacían a la zona de los Yungas para el rescate de coca, labor que luego ella de manera independiente realizaría.
Se casó con Julián Apaza (quien luego adoptaría el nombre de Tupac Katari) en Sica Sica en 1780. Entonces se dedicó a tareas de lavandería, hilado y tejido, en días en que su esposo hacía viajes organizando la rebelión indígena que desembocaría en el cerco a la ciudad de La Paz en 1781.
Tupac Katari la nombró Virreina en las jornadas del cerco a La Paz, por lo que en varios lapsos de tiempo fue cabeza de la rebelión, hasta que fue tomada prisionera por los españoles a causa de una traición de los suyos. Sus captores la utilizaron para atraer e intentar capturar a Tupac Katari, quien intentó en reiteradas oportunidades rescatar a su esposa.
Hasta que el 6 de septiembre de 1782, en La Paz, fue ejecutada en la horca por orden del oidor  Francisco Tadeo Diez de Medina.
Un retrato de la personalidad de Bartolina Sisa es la que hizo la historiadora María Eugenia del Valle en su libro Historia de la rebelión de Tupac Catari (2011), en que anota: “La mujer sumisa que lavaba, hilaba, y tejía y soportaba las largas ausencias que le imponía su marido con sus viajes, fue traída a El Alto –cuando el cerco a La Paz de 1871– para afrontar una situación desconocida que supo aceptar y que no implicaba solamente la gloria y el boato que le imponía el ser esposa del nuevo virrey, sino también la tarea más ardua y peligrosa de empuñar las armas, acaudillar las tropas, enrolar combatientes, tomar decisiones e imponer su voluntad a los alzados que no debían verla flaquear un solo instante si no querían perder la autoridad que su marido delegaba a ella. / Por las descripciones que el Padre Borda, un agustino que estuvo prisionero en El Alto, hizo a Segurola en un informe que éste le pidió cuando pudo escapar hacia la ciudad, puede apreciarse cómo Bartolina supo captar los deberes que le imponía su nuevo papel, con lo que no sólo fue una eficaz capitana, sino también intuyó la importancia que significaba el mantener un etiqueta y soportar un protocolo, dada la necesidad que tenía su marido de rodearse de una aureola de prestigio que llenara la carencia de jerarquía social de que adolecía, puesto que él no era de sangre noble ni había desempañado jamás un cargo político importante como el de cacique”.

FUENTES CONSULTADAS:
Boleslao Levin, “Confesiones de Sisa ante jueces españoles”, La Razón/IV Centenario, 20.10.1948, p. 169; Aranzaez, Diccionario de La Paz, 1915, 724-725; Elsa Paredes, Diccionario Biográfico, 1965, 255-256; JT/JMB, Diccionario Histórico: II, 2002, 915-916; M.E. Del Valle, Historia de la rebelión de Tupac Catari, 2011, 247-248

FOTOS: (1) Dibujo de Alfaro Ramírez y (2) Bartolina Sisa tomada prisionera y castigada vista por el artista Angel Oblitas. (Archivo Museo del Aparapita)

 Derechos reservados / Copyright: Museo del Aparapita / Elías Blanco Mamani

viernes, 12 de septiembre de 2014

SIMON BOLIVAR Y PALACIOS



 BOLIVAR Y PALACIOS, Simón (Caracas, Venezuela, 1783 – Santa Marta, Colombia, 1830).- Libertador de cinco naciones. Primer Presidente de Bolivia.
Su nombre completo fue: Simón José Antonio de la Santísima Trinidad de Bolívar y Palacios. Nacido un 24 de julio de 1783 fue hijo de una familia con recursos suficientes que permitió que sea enviado a estudiar a Europa. Uno de sus maestros fundamentales fue Simón Rodríguez, con quien estuvo en Italia. Hizo el juramento de luchar por la liberación de América en el Monte Sacro de Roma.
De retorno en América en 1807, hacia el año 1810 se forma en Caracas la primera Junta de Gobierno. En 1811 se proclama la Independencia. El 7 de agosto de 1813 ingresa triunfante a Caracas donde es proclamado ‘Libertador’.
En 1819 inicia su paso por Los Andes para dar batalla a las fuerzas españolas en el Pantano de Vargas y entrar en Tunja, para terminar en la batalla de Boyacá, se apodera de Nueva Granada y toma la Angostura, hechos que permiten plantear la creación de la República de la Gran Colombia, o la unión de Venezuela y Colombia, idea que luego quedaría trunca.
En 1822 libra las batallas de Bomboná y de Pichincha, para finalmente liberar Quito, lo que permite la creación del Estado Ecuatoriano. Allí conoció a Manuelita Saenz, el amor de su vida. En Ecuador se entrevistó con el también Libertador General José de San Martín.
En 1824 se produce la sublevación en El Collao, mientras el Libertador está enfermo en Pativilca; es proclamado Dictador del Perú. Tras el triunfo de los patriotas en la batalla de Junín, hace su entrada victoriosa en Lima, Perú. A fines de 1824 Antonio José de Sucre dirige la batalla decisiva en Ayacucho.
En 1825 la Asamblea de Representantes de Bolivia crea el Estado de Bolivia, tomando el nombre de Bolívar en su homenaje y nominándolo su Primer Presidente. Inició su gobierno el 12 de agosto de 1825 y concluyó el 29 de diciembre del mismo año; fueron 139 días de gobierno.
El Libertador falleció el 17 de diciembre de 1830 en Santa Marta, Colombia, a los 42 años de edad.
OPINIONES SOBRE SIMÓN BOLÍVAR
El escritor José Enrique Rodó le asignó los siguientes conceptos:
“Grande en el pensamiento, grande en la acción, grande en la gloria, grande en el infortunio, grande para magnificar la parte impura que cabe en el alma de los grandes, y grande para sobrellevar en el abandono y en la muerte, la trágica expiación de la grandeza”.
Gabriela Mistral escribió:
“Nos trabaja una ambición oscura y confusa todavía, pero se viene rodando por el torrente de nuestra sangre desde los arquetipos platónicos hasta el rostro calenturiento y padecido de Bolívar, cuya utopía queremos volver realidad de cantos cuadrados”.
El poeta Pablo Neruda  le dedicó el siguiente verso en 1941:
“Padre nuestro que estás en la tierra, en el agua, en el aire / de toda nuestra extensa latitud silenciosa: / todo lleva tu nombre, padre, en nuestra morada; / tu apellido la caña levanta la dulzura, / el estaño Bolívar tiene un fulgor bolívar, / el pájaro bolívar sobre el volcán bolívar, / la patata, el salitre, las sombras especiales, / las corrientes, las vetas de fosfórica piedra, / todo lo nuestro viene de su vida apagada”.
El historiador y poeta Ramiro Condarco Morales en 1983 anotó:
“El señor don Simón Bolívar, que como guerrero fue un soldado afortunado y admirable, ostentó como político una sensibilidad y una mentalidad antirepublicanas de una magnitud sorprendente. Fue el gran profeta del imperio en América, y uno de los gobernantes que tanto en vida como después de muerto fue objeto de un culto imperial que recuerda, sin querer, el profesado a los emperadores romanos”.

FUENTES:
José E. Rodó, “El gran libertador”, LR/LIT, 06.08.1950, 6 y 15; Rev. Hechos Mundiales, “La gesta de Simón Bolívar”, Santiago de Chile, enero 1970; C. Mesa, Presidentes de Bolivia, 2003; Presencia, “Presidentes de Bolivia”, marzo de 1997, Nro. 3;  J.R. ARZE, “Simón Bolívar, periodista”, Rev. Signo, Nro. 27, LP, 1989, 3-25; J.R. Arze, Diccionario Histórico: I, 2002, 338

 FOTOS:
(1) Reconstrucción del rostro de Simón Bolívar hecho por el Estado de Venezuela.
(2) Monumento dedicado al Libertador en el centro de la ciudad de La Paz, Bolivia.

Derechos reservados/Copyright: Museo del Aparapita / Elías Blanco Mamani

domingo, 17 de agosto de 2014

RODNY MONTOYA ROJAS



MONTOYA ROJAS, Rodny (La Paz, Bolivia, 1981).- Poeta, fotógrafo y realizador audiovisual independiente.
Ha producido varios cortos de animación y más de una veintena de mini documentales sobre artistas bolivianos, entre los que se destacan: Sólo Agnès,sobre la pintora Agnes Ovando Sanz de Frank (2008), Bolivia, los Caminos de la Escultura, veinte mini documentales sobre artistas plásticos bolivianos, (2009).Cultura en Libertad, Pepe Ballón: Naira en el Corazón,(2010), Arriba el telón, homenaje a la actriz Agar Delós, (2010), Betshabé Salmón, Precursora del Pensamiento Femenino en Bolivia,(2010), El Rincón de las Rosas, Homenaje a la actriz Rosa Ríos, (2011), La Alegría de Vivir, Homenaje a Norah Claros. (2012), Poesía en Escena, Homenaje a la actriz Zenobia Azogue, (2012).
El 2006 su video Ser Urbano obtuvo el primer lugar como mejor documental universitario en el III Festival Nacional e Internacional de Cortometrajes Cuzco, Perú.
Ha pasado talleres de cine con realizadores como Rodrigo Bellot (Bolivia) y Jurguen Ureña (Costa Rica). Llevó a cabo, gracias al apoyo de la Fundación Compa, el Festival de Video Miradas Juveniles, un espacio de difusión para cortos y documentales de jóvenes realizadores de la ciudad de El Alto. Ha dirigido y editado el programa de televisión Mal de Altura, una agenda dedicada a la actividad cultural de la urbe alteña. Formó parte del grupo literario “Los Nadies”.
En poesía sus textos se encuentran publicados en varias revistas nacionales y extranjeras y en antologías de poesía boliviana. El 2013 publicó de manera independiente su opera prima Toda Sombra es un Abismo y otros poemas, al respecto Mónica Velásquez dice: Abismo, sombra y palabra es un triángulo frecuente en la poesía contemporánea. En esta escritura, sin embargo, dicha tradición toma sus singularidades y lenguaje propios. Si el abismo es lo innombrable, radica justamente en su latencia, a punto de abordar o revertir cualquier significante. Mientras, la sombra se disfraza de tradición o de inquietudes, pero en todo caso suele estar a la vera del sujeto poético. La palabra se sitúa “al filo de la vida”, su nacimiento es dificultoso, pasa “por el ojo de una aguja” o por los acosos de la invisibilidad o por repeticiones que, a manera de una oración o un conjuro intentan, por fin, nominar.
Junto con MichellaPentimalli, Teresa Gisberth, Valeria Paz y Jaqueline Calatayud es co-autor del libro Bolivia, los Caminos de la Escultura (ed. Patiño 2010).
 LIBROS
Poesía: Toda Sombra es un Abismo y otros poemas (2013).
Arte: Bolivia, los caminos de la escultura (coautor, 2010).


Fuentes.- Datos proporcionados por el autor (agosto 2014)

Foto: Elías Blanco (2014)