DERECHOS RESERVADOS

Gracias por citar la fuente en cualquier reproducción que se haga de este material. D.R. Elías Blanco - Museo del Aparapita.

viernes, 30 de julio de 2010

EDGAR AVILA ECHAZU


ÁVILA ECHAZÚ, Edgar (Tarija, Bolivia, 1930).- Poeta, novelista, pintor, ensayista e historiador.
Hijo de Federico Ávila. Estudió en la Academia de Bellas Arte ‘Hernando Siles’ de La Paz (hacia 1948) y pedagogía en la Universidad ‘Juan Misael Saracho’, donde luego sería docente y director de Publicaciones e Investigaciones Folklóricas. Director de la escuela de Artes Plásticas de Tarija. Fue Alcalde de Tarija (1971) y Senador de la República (1979). Consejero cultural de la Embajada de Boliviana en Madrid, España (1980). Miembro de Número de la Academia Boliviana de la Lengua.
El poeta Jaime Saenz destaca al autor afirmando: "Con una calidad humana que muy pocas veces se da, Edgar Ávila Echazú siempre ha estado con los amigos y se ha mostrado solidario con ello, en las duras y en las maduras" (1979).
Su novela Belinos es catalogada como autobiográfica, al que define el mismo autor: “El mundo de Belinos es el de mi niñez”, y añade: “En Belinos, sin falsas modestias, los personajes son la expresión misma de las situaciones ‘mágicas’; las buscan y en ellas perciben lo onírico y, al mismo tiempo, reaccionan ante ellas con pensamientos libremente manifestados, y con actitudes fascinadas; porque es a través de la magia y la veracidad de tales realidades que están realizando su aprendizaje de vivir…”.
Su novela Ceniza del viento ha sido comentada por el escritor Jesús Urzagasti en los siguientes términos: “A riesgo de simplificar el argumento de Cenizas del viento, cabe decir que su trama tiene un trasfondo histórico. Si ya la frecuentación de archivos y la evaluación de documentos convierten al historiador en caja de resonancia de un pasado que puede desacreditar o refrendar teorías y prácticas contemporáneas o laberinto arto conocido por Edgar /…/. Allá el lector  tira su propia sonda para verificar qué clase de enigmas conserva el pasado y con cuales de ellos se podría descifrar el presente, para compartirlo sin caer en la confusión. Tal el desafío que asumió Edgar Ávila Echazú: trazar el perfil final de Juana Manuela Gorriti, recogiéndola del siglo XIX con un aliento desconocido”.
Uno de sus poemas, publicado en 1954, dice: "Desde la herida, la vida / se hace más lenta. / El estruendo de la granada / que cae, nos aparta, unos instantes / de todo lo que queríamos comprender. / Yo sé, ahora; es inútil, / no me queda más que el sufrimiento / de unos huesos, que, a diario / los veíamos, a veces los sentíamos / pero, ahora, sabemos que existen / cubiertos con su ridículo traje de carne / agujereada, que estuvo sangrando".
Otro de sus versos, está planteado como un autorretrato y titulado ‘Diploduccus provincial’, define: “Me miro a través de los demás / y a través de mí mismo / sin sorpresa / y no cabe ya duda alguna: doy como un aventurado / diplodoccus / en esta era de ciencia-ficción / y radioactividad, missiles, fisiones, over-kill, retaliación masiva, máquinas I.B.M., cinemascope y minifaldas; / -ignorante / hasta la pared del frente / de todo aquello / camino sordo y ciego / ante los números / y las obsoletas creaciones geométricas…”.

LIBROS
Poesía: Habitante fugitivo (1965); Memoria de la tierra (1967); En cautivos sueños encarcelada (1968); Elegía (1979); Elegía para Jaime Saenz (1990).
Novela: Belinos (1995); Ceniza del viento (2004).
Cuento: El códice de Tunupa (1993); Una música nunca olvidada (1994); Prohibido barrer los parques en otoño (1998).
Ensayo literario: Revolución y Cultura en Bolivia (1963); Resumen de la Literatura Boliviana (1964); Literatura Pre-Hispánica y Colonial en Bolivia (1974); Historia y Antología de la Literatura Boliviana (1978); Antología poética (1991).
Historia: Historia de Tarija (1992).

Ref.- José Ortega, “Un exhaustivo panorama…”, PL, 15.08.1982, 1 y 4; E. Ávila, Antología poemas de la revolución, 39; Guzmán, Biografías: II, 77-78; J. Saenz, "Prólogo a una antología por aparecer", PL, 19.10.1986, 3 y 4; R. Echazu y otros, “El mundo de Belinos…”, UH/Semana, 09.06.1996, 8-9; ABNB, Bibliografía 2005, 78; Centro Patiño, Poesía Contemporánea, 2000, 12; J. Urzagasti, “Perdurando en la memoria…”, La Prensa/Fondo, 11.07.2004, 7; Blanco, Tarijeños, 2010, 21; Rocha, Literatura y democracia, 2011, 41

FOTO: Fernando Medinaceli (1996)

COPYRIGHT: Elías Blanco Mamani

No hay comentarios:

Publicar un comentario