DERECHOS RESERVADOS

Gracias por citar la fuente en cualquier reproducción que se haga de este material. D.R. Elías Blanco - Museo del Aparapita.

miércoles, 22 de febrero de 2012

EDUARDO OLMEDO LOPEZ MUÑOZ


OLMEDO LÓPEZ MUÑÓZ, Eduardo (La Paz, Bolivia, 1927 - 1995).- Poeta, novelista, cuentista y dramaturgo.
Con estudios en Chile, fue secretario privado del Presidente Víctor Paz Estenssoro por más de 20 años. Embajador en Ecuador (1988-1989).
Es autor de la novela En los círculos del viento (1967), impreso en La Paz en 126 páginas; trae un prólogo del chileno Armando Cassigoli, quien sobre el argumento anota: “Los círculos del viento son círculos concéntricos cuyo centro –el de la brisa y el de la tempestad- está en nosotros mismos, seres cargados con nuestro intransferible mundo a cuestas. Es preciso tener el valor de regresar a ese punto y de asumir allí la responsabilidad de nuestro retorno, cerrando puertas a toda escapatoria o evasiva, a pesar de la injusticia o la adversidad que en tal compromiso implique. Este regreso –el hijo pródigo al revés- a la tierra, al país, a la ciudad, a la familia, a la pena y a esa Ley con tañido de campana rota; este regreso que va quemando naves de un mundo casi tranquilo pero extranjero, casi feliz pero simplemente extraño, y que es respuesta palmaria a una incitación al compromiso, parece ser el símbolo de esta absorbente novela-parábola que ahora entrega Eduardo Olmedo López”.
Quien firma como R.S.L., comentó en 1951 sobre la calidad de poeta del autor: “Es evidente, a la manera bodeleriana, que en el poeta hay una herida sin las externas manifestaciones de la llaga física; o, a la manera de Neruda, un territorio de recuerdo, cercado de silencio”.
En el prólogo a La herida permanente, el autor chileno Augusto d’Halmar anota: “esta obsesión nos procura el deleite de oírlo, con un sentido musical casi ya perdido en poesía y donde radica el mayor encanto de su canto”.
Por su lado la escritora Yolanda Bedregal anota: "Sus versos son de buena factura y honda angustia existencial".
Para Jacobo Libermann, Olmedo es un “atormentado poeta y desosegado buscador de una definitiva expresión más que artística de paz humana”.
Su poema ‘Cada palabra tuya’, expresa: “Cada palabra tuya me parece un suspiro, / Cada brillo en tus ojos me recuerda una lágrima, / y semeja tu cuerpo pez plateado de luna / que saliese a beberse la tristeza del agua. / La tarde se ha dormido sobre tu cabellera / y te han mecido el alma campanas y silencios. / Cuando yo te contemplo me pareces más pálida / y cuando tú me miras me pareces más triste”.

LIBROS
Novela: En los círculos del viento (1967).
Poesía: La herida permanente (1950).
Cuento: Del amor y la muerte (1966).
Teatro: La casa de Mariana (1958).

Ref.- R.S.L., “La herida permanente”, LR/Literaria, 07.01.1951, 9; J. Liberman, prólogo a La casa de Mariana, 1958, 2; A. Cassigoli, prólogo a En los círculos…, 1967, 11; Arze, Diccionario Escritores, 124-25; Bedregal, Antología, 403; E. Olmedo, “Cada palabra tuya”, LR/Literario, 30.07.1950, 6; Guttentag, Bibliografía 1966, 107; Blanco, Diccionario de Poetas, 2011, 136


COPYRIGHT: Elías Blanco Mamani

No hay comentarios:

Publicar un comentario