DERECHOS RESERVADOS

Gracias por citar la fuente en cualquier reproducción que se haga de este material. D.R. Elías Blanco - Museo del Aparapita.

sábado, 3 de julio de 2010

MIGUEL ALANDIA PANTOJA


ALANDIA PANTOJA, Miguel (Llallagua, Potosí, Bolivia, 1914 – Lima, Perú, 1975).- Pintor y muralista.
De formación autodidacta, "pinté casi desde niño. Deliberadamente no fui a ninguna escuela de arte porque su asistencia distorsiona el espíritu creador", dijo.
Estudió en escuelas de Oruro. Asistió como soldado raso a la Guerra del Chaco (1932-1935) donde cayó prisionero. De retorno en Bolivia se estableció en La Paz, donde colaboró con diarios y revistas y aquí hizo su primera exposición en 1936. Se hace militante del Partido Obrero Revolucionario (POR) en 1940, del que se alejaría en 1955. Exiliado en Chile (1948-1949) donde sigue con su arte y pinta el mural ‘Dictadura capitalista y último acto’ (1946). Participa en La Paz activamente de la revolución del 9 de abril de 1952, fusil en mano. A invitación de Víctor Paz Estenssoro en 1952 pinta el mural ‘Historia de la mina’ en el hall del Palacio de Gobierno en La Paz (destruido en 1965, por el gobierno de Barrientos Ortuño, junto a otros murales suyos en el Parlamento y en la Cancillería). En 1954 pinta el mural ‘Huelga y masacre’ en la sede de la Federación de Mineros de Bolivia, en La Paz (obra que fue retirada en 1980 antes de la demolición ordenada por Luis García Meza). Visitó México en 1957 donde se relaciona con el afamado Diego Rivera. En 1958 pinta cinco murales en el edificio de YPFB en La Paz. En 1964 pinta ‘Lucha del pueblo por su liberación, reforma educativo y voto universal’ en el edificio de la Plaza Villarroel. En 1971 sale nuevamente al exilio.
El ensayista Carlos Salazar Mostajo la valora: “Miguel Alandia Pantoja es el pintor representativo de la nueva época, y que domina el escenario artístico del país entre 1947 a 1975, año de su muerte. Es, por antonomasia, el pintor de la revolución, concepto en el cual incluimos no solamente la gesta de abril de 1952, sino todo el proceso internacional que conduce al socialismo. Esta afirmación inicial es indispensable para comprender la obra del artista. Alandia Pantoja no separó nunca esas dos dimensiones en que se da el acontecimiento e interpretación de la realidad, a saber, el pensamiento por un arte, y la sensibilidad  por otra; en otros términos; pintar era para Alandia Pantoja lo mismo que pensar, sin que pueda señalarse una diferencia precisa entre ambas actividades; por consiguiente, no pone el arte al servicio de la revolución, sino que hace y practica la revolución con el hecho de pintar, y esta es una actitud plenamente consciente que lo diferencia de otros pintores preocupados de ubicar en términos distintos lo que es la política militante, de un lado, y la actividad artística, de otro”.
El pensamiento de Alandia fue expresada por el mismo en 1971: “Creo que la pintura mural es la pintura del porvenir, no sólo por ser monumental y expresar ‘las esperanzas de las grandes y anchas masas’, sino también porque la transformación de la sociedad impone que el manifestarse de forma monumental, la plástica exprese el sentimiento democrático y humano de la sociedad en su conjunto, es decir, que la pintura mural debe sustituir en el futuro a los pequeños museos en que hoy se conservan las obras maestras del pasado”.

PREMIOS: Mención de Honor en la I Bienal de México (México, 1957).

Ref.- M. Alandia, “Idealismo y materialismo en el Arte”, DL, 21.09.1952, 2; Salazar, Pintura Contemporánea, 1989, 129-49; R. Botelho, “M.A.P., pintor y revolucionario”, PL, 10.06.1984, 1; Lora, Diccionario, 16; C. Cordero, “M.A.P., el inmortal”, Rev. Cultural FCBCB, 25, 2003, 7-18; G. Lora, Miguel Alandia Pantoja, La Paz, 1978; M.A. Miranda, “M.A.P., muralista de la Revolución”, LR/Debate, 14.04.1991, 6-7; Mirna, “M.A.P. el pintor”, Diario/2da. Sección 24.01.1971, 10; J. Vargas, “M.A.P. en vida y obra”, LR/Ventana, 28.11.1993 y 28.11.1993, 16-17; E. Blanco, Potosinos en la Cultura Boliviana, 2010, 19


CUADRO: 'Imilla' de Alandia Pantoja

COPYRIGHT: Elías Blanco Mamani


No hay comentarios:

Publicar un comentario