DERECHOS RESERVADOS

Gracias por citar la fuente en cualquier reproducción que se haga de este material. D.R. Elías Blanco - Editorial "El Aparapita".

viernes, 2 de julio de 2010

NATANIEL AGUIRRE GONZALEZ-PRADA


AGUIRRE GONZÁLEZ-PRADA, Nataniel (Cochabamba, Bolivia, 1843 – Montevideo, Uruguay, 1888).- Escritor, dramaturgo e historiador.
Siguió estudios de derecho en las universidades de Sucre y de Cochabamba, logrando su título en 1861. Asistió a la Guerra del Pacífico (1879). Presidió la Convención de 1880. Docente universitario y Ministro de Estado (1880-1884) bajo el gobierno constitucional de Narciso Campero. Cumplió funciones diplomáticas en el Perú. En 1889 sus restos fueron repatriados a su tierra natal.
Autor de la célebre novela Juan de la Rosa: Memorias del último soldado de la Independencia, que a decir de Carlos Medinaceli: "Por lo que más brilla y lo ha inmortalizado, es por su prístina obra literaria. Es una de nuestras glorias en el ámbito radiante de las letras nacionales". Por su parte Enrique Finot anota: "Bien merecido tiene Aguirre el calificativo de 'clásico' /.../. Si clásico es no solamente la obra de arte consagrada por el tiempo, sino también la que se puede considerar como tipo o modelo en su género, Aguirre es acreedor a ese título".
El español Marcelino Menéndez y Pelayo habría afirmado que ella "es la mejor novela americana del siglo XIX". En el prólogo de dicha novela Aguirre escribió: "Puedo ya pedir a la juventud de mi país, que recoja alguna enseñanza provechosa de la historia de mi propia vida. Creo, además, que puede haber en ella detalles interesantes, un reflejo de antiguas costumbres, otras cosillas, en fin, de que no se ocupan los grandes historiadores". Sin embargo el investigador Gustavo V. García pone en duda el que Nataniel Aguirre sea el autor de Juan de la Rosa, con una tesis publicada en La Razón del 19 de septiembre de 2010, en que al final anota: “Lo verosímil es que la obra más ilustre de las letras bolivianas haya sido producida de forma híbrida y conjunta. Un genial autor anónimo salido del pueblo de Cochabamba –J. de la R. – envía sus ‘manuscritos’ a un destacado letrado de la época –Aguirre– quien, después de editarlos, los publicará en El Heraldo”.
Por su parte los historiadores Luis Antezana E. y Alejandro Antezana anotan que el autor verdadero es Juan Altamira Calatayud, sobre quien anotan: “Un militar que empezó a escribir sus memorias y vivencias personales a partir de 1848 para concluirlas 36 años más tarde, el año 1884, en el valle paceño de Caracato. / Apenas terminó de escribir el texto de sus memorias, el coronel Juan Altamira Calatayud, bajo el seudónimo de Juan de la Rosa, mediante carta fechada en Caracato el 14 de noviembre  de 1884, remitió el manuscrito a Cochabamba al director de la Sociedad 14 de Septiembre”.

LIBROS
Novela: Juan de la Rosa: memorias del último soldado de la independencia (1885).
Teatro: Visionarios y mártires (1865); Represalia de Héroes (1869).
Historia: Documentos para la historia. El General José María Achá (1871); Unitarismo y federalismo (1877); Bolivia en la Guerra del Pacífico (1882-1883); El Libertador. Compendio histórico de la vida de S. Bolívar (1883).
Biografía: Biografía del General Francisco Burdett O’connor (1874).
Varios: La bellísima Floriana, La Quintañona, Don Ego, Poesías, Visionarios y mártires, Represalia de héroe (1911).

Ref.- C. Medinaceli,  "N.A., cuentista...", Kollasuyo, 51, 1943, 181; P. Díaz, Nataniel Aguirre, 1972, 334; Siles, Cien obras, 1975, 21-27; J.A. Arze, Escritos Literarios, 1981, 184; G. Mariaca, "Juan de la Rosa...", Cuadernos de Literatura, UMSA, 1997; Arze, Contribución, 47; Guzmán, Diccionario Literatura, 1-3; Gustavo V. García, “Tras 125 años, surge la edición completa de J. de la R.”, LR/Tendencias, 23.05.2010, C6-7 (*); Gustavo V. García, “N.A. no es el autor de ‘Juan de la Rosa’”, LR/Tendencias, 19.09.2010, C6-7; Luis Antezana/Alejandro Antezana, “El coronel Juan Altamira…”, LR/Tendencias, 26.09.2010, C8


COPYRIGHT: Elías Blanco Mamani

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada