DERECHOS RESERVADOS

Gracias por citar la fuente en cualquier reproducción que se haga de este material. D.R. Elías Blanco - Editorial "El Aparapita".

domingo, 27 de febrero de 2011

HUGO BOERO ROJO


BOERO ROJO, Hugo (Cochabamba, 1929 – La Paz, 1997).- Escritor, enciclopedista y cineasta.
Estudió ciencias exactas en la Universidad Católica de Chile y derecho en la UMSS de Cochabamba. Periodista en sus inicios se ligó a ‘El Mundo’ (1959). Fundador del Centro Cultural ‘Edmundo Camargo’ (1965). Dirigió las revistas ‘Thinkuna’ (1964), ‘Clarín Internacional’ (1965-1968) y ‘Confirmado internacional’ (1968-1975). Docente universitario. Miembro de la Academia Boliviana de la Lengua (1991). Como cineasta tiene varias producciones, entre ellas ‘El Lago sagrado’ (1981).
Hugo Lijerón Alberdi, en 1976 lo definió: "Boero usa una mezcla de la técnica de Faulkner y Truman Capote pero en muchos lugares hace uso innecesario de la rotura del tiempo del espacio, si la novela (La telaraña) hubiese sido escrita en forma un poco más convencional quien sabe que no estaríamos hablando de una gran novela, sino de la novela que Bolivia está esperando para poner a un escritor boliviano junto a: Asturias, Borges, Cortázar...".
Ha publicado dos novelas, la primera de ellas titula La telaraña (1973), cuyo argumento gira en torno a los acotecimientos de la revolución de abril de 1952 en Bolivia. La estudiosa Norma Bernal de Rivera hace los siguientes apuntes sobre esta obra: “Boero Rojo, se permite el juego de narrar en primera persona monólogos interiores en los que con soltura quiebra –en un mismo párrafo-, los tiempos: pasado, presente y futuro. / Lúdica y premeditadamente usa la técnica de la reiteración y la estructura de planos para tocar el tema del exilio, central de la novela. Armando, el protagonista principal es apresado en Cochabamba y deprtado al Brasil; sufre los ultrajes de los esbirros de turno y comprende la tragedia de sus compañeros de celda. /…/ Los hilos de ‘La telaraña’, en los que cae el protagonista, son sutiles pero fuertes como el acero y en ese entremezclarse Armando comprende su vida de proletario en Matto-Grosso, con su existencia plácida en Bolivia, utilizando el pasado y el presente alternativamente”.
Su novela El valle de cuarto menguante (1974), ha sido comentada por Ricardo Pastor en los siguientes términos: “Boero Rojo siguiendo cronológicamente los acontecimientos nacionales desde los primeros años de la década de 1940 hasta 1970, cuidadosamente  crea sus personajes, les asigna cualidades o defectos, un puesto de acción y sobre todo una fe activa. El Valle del Cuarto Menguante es una novela que presenta sucesivamente la visión del campesino, la del propietario, la del pueblo, la del yatiri (brujo), etc., por cuyas bocas el autor pinta en tonos grises la miseria del campesino, sus esperanzas, su lulcha frustrada; los abusos de algunos propietarios y sobre todo la desarticulación del pueblo boliviano en forma de lucha de clases creada por el gobierno de Víctor Paz. Esta es la parte más triste de nuestra historia y la mejor lograda novelísticamente en la obra en cuestión. Es así que vemos dicha lucha simbólicamente representada por las fuerzas de Rojas y Veizaga en cruentas luchas en el valle cochabambino”.

LIBROS
Novela: La telaraña (1973); El valle de cuarto menguante (1974).
Enciclopedia: Bolivia mágica (resumen, 1975); Bolivia Mágica (3 v., 1993).
Estudios: La increíble ciudadela prehispánica de Iskanwaya (1977); El fuerte preincaico de Samaipata (1979); Descubriendo Tiwanaku (1980); El imperio del sol (1987); La civilización andina (1991); Iskanwaya, la ciudadela que sólo vivía de noche (1992).

Ref.- Arze, Diccionario Escritores, (inédito), 68-69; R. Pastor, “El valle del cuarto…”, PL, 13.07.1975, 2-3; H. Lijerón, "De Raza de Bronce a El Valle...", PL, 03.10.1976, 1; N. Bernal, “La telaraña…”, PL, 12.06.1988, 3; C. Mesa, Aventura del cine, 256-7; Lora, Diccionario, 68; JMB, Diccionario Histórico: I, 325-26


COPYRIGHT: Elías Blanco Mamani

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada