DERECHOS RESERVADOS

Gracias por citar la fuente en cualquier reproducción que se haga de este material. D.R. Elías Blanco - Museo del Aparapita.

martes, 31 de enero de 2012

JOSE GARCIA MESA

GARCÍA MESA, José (Cochabamba, Bolivia, 1849 – La Paz, Bolivia, 1904).- Pintor y retratista.
Hizo sus primeros estudios en Argentina. En 1882 fue designado Cónsul y Secretario de la Legación de Bolivia ante el Vaticano, por lo que tuvo acceso a los museos de pintura de la Santa Sede y a la Galería Borghese; allí hizo reproducciones de cuadros de grandes maestros y estudió en el ‘Círculo Artístico Internacional’ (1883-1897); en este afán visitó además Roma y París. Retornó a Bolivia en 1900 y se instala en la ciudad de Cochabamba. Uno de los ambientes de la casa de Félix del Granado se convierte en su taller, allí mismo inaugura su Academia particular de dibujo y pintura que llevó su nombre, a la que asisten como alumnos personalidades de aquel tiempo como Adela Zamudio, Justiniano Peredo, Avelino Nogales, Moisés Calle Claure, Teodomiro Beltrán, David García y los hermanos Octavio y Saturnino Salamanca Urey. Hacia 1902 fue elegido diputado suplente por el Partido Liberal.
Algunos de sus cuadros notables son: Labradores (1899), Plaza 14 de Septiembre (1889), Nubes de invierno (1900), Paseo del Prado (1900) y Ejecución de Pedro Domingo Murillo, este último pintado hacia 1905 y que pertenece a los museos municipales de La Paz. Se sabe que ha expuesto su obra en galerías de Chile, Argentina, Italia, Francia, Suiza y otros países.
Rigoberto Villarroel Claure comentó: “García Mesa tiene el mérito de haber persistido  en su arte para consagrar su vida entera a su noble ejercicio. /…/ desdeñoso del medio antagónico, siguió manejando su lápiz y pincel como un alucinado cuya felicidad residía sólo en su arte. De ahí la perfección relativa de su pintura y la importancia de un magisterio, que dejó huella en sus discípulos, como una guía generosa y desinteresada que infundía aliento de trabajo y amor al arte. /…/ La pintura de Mesa, en vez de cobrar vuelo propio, quedó equilibrándose entre el realismo e impresionismo, sin asimilar ninguna tendencia nueva, ni adquirir los modos contemporáneos que diera cauce a su personalidad de artista auténtico".

PREMIOS: Mención en la Exposición Universal de París con su obra Titikaka (Francia, 1888).

Ref.- M. Chacón, Pintura Siglo XIX, 157-58; Alarcón, Diccionario Primer Centenario, 1925, 384; Villarroel, Arte Contemporáneo, 81-82; Salazar, Pintura Contemporánea, 33;  Pentimalli/Albornoz, Diccionario Histórico: I, 920; Arze, Pintura Siglo XX, 280; M. Lara, “Fue inaugurada en el Museo…”, El Diario, 19.12.1980 y 20.12.1980; R. Montero, “J.G.M.: una primera etapa pictórica de la República", El Diario, 30.12.1980, 8; Arte Bolivia, LR, septiembre 2009, 29



COPYRIGHT: Elías Blanco Mamani


3 comentarios:

  1. La mayoría de sus obras son reproducciones de cuadros que vio en museos en Europa; puedes ver una de sus réplicas en la catedral de Cochabamba. Sus mayores logros no fueron sus pinturas sino el haber creado una de las primeras escuelas de arte de Bolivia; asimismo, sus crónicas de su tiempo en Europa publicadas en El Heraldo son interesantes. Si deseas más información acerca de su vida, te recomiendo el artículo publicado por Pedro Albornoz en Anuario de la Biblioteca y Archivo Nacionales de Bolivia.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar