DERECHOS RESERVADOS

Gracias por citar la fuente en cualquier reproducción que se haga de este material. D.R. Elías Blanco - Museo del Aparapita.

jueves, 26 de enero de 2012

MANUEL FRONTAURA ARGANDOÑA

FRONTAURA ARGANDOÑA, Manuel (Sucre, Bolivia, 1906 – Cochabamba, Bolivia, 1985).- Novelista, dramaturgo e historiador.
Abogado. Se desempeñó como profesor en colegios de Tarija y Oruro. También cultivó el periodismo. Trabajó para el servicio diplomático, con misiones en Alemania, Chile, Ecuador, la OEA y el Vaticano. Senador de la República (1944-1946). Docente de historia en la UMSA. Miembro de las academias de Historia y de la Lengua.
Para muchos El Precursor (impreso en Chile en 1941), que es una novela biográfica sobre José Alonso de Ibañez, es su obra más notable aporte literario.
A decir de Augusto Guzmán, “El libro escrito en español arcaico, bello en su lenguaje y atrayente en sus recuerdos imaginativos, en cuanto caben éstos dentro de un marco histórico, fue ampliamente por la crítica dentro y fuera del país, considerándose a El precursor como una de las novelas biográficas mejor logradas entre los autores hispanoamericanos”.
Armando Bazan en el prólogo de El Precursor, destaca en una parte de su argumentación: “Muchas calidades hay en este libro; pero la principal me parece en fervor humano que lo anima. La pluma de Frontaura llega a alcanzar su máxima intensidad emotiva cuando trata de pintarnos la vida escalofriante de ese gusano del subsuelo que se llama minero, cuando trata de animar la vida de ese Potosí –reproducido a millares y millares en la superficie de la tierra-, de esa ciudad poseída por el vicio satánico del metal precioso. / El lector sabrá identificarse con la infinidad de paisajes que desfilan ante su vista y con la vibración de un espíritu nobilísimo”.
El autor Frontaura Argandoña describe el Potosí de antaño anotando en la novela: “A lo lejos, el Cerro de San Agustín de Potosí, cubierto de trombas de polvo que intentaban cubrir la desnudez impúdica de sus colores, se erguía, triangular y desafiante. A sus faldas, la ciudad amancebada, a quien abatió el cataclismo de la víspera, reunía sus restos deformes, como tratando de embellecer su agonía para hacerse digna del celo de varón insolente. Y los villanos, pávidos e infelices, discurrían entre la ciudad y el cerro. / Aquel era el lunes diecisiete de marzo del año del Señor de 1626. El cielo se visitó de negro desde la víspera a mediodía y la venganza de la tierra, indomable abrió un hueco en la Laguna de San Ildefonso, llamada también del Rey, para vaciar sobre la Villa todo el caudal destructor de sun agua lustral”.
Sobre su calidad de historiador, Valentín Abecia Baldivieso anotó: “Frontaura Argandoña demuestra altas cualidades de investigador. Su exposición es acuánime, limpia y equilibrada".

LIBROS
Novela: El precursor (1941).
Teatro: Las nueve voces de Caronte (1926); Ciudad de piedra (1928).
Ensayo: Linares, el presidente civil (1948).
Historia: El Litoral de Bolivia (1968); Descubridores e historiadores de Bolivia (1971); El tratado de 1904 con Chile (1974); La revolución boliviana (1974).

Ref.- Frontaura, El precursos, prólogo y p. 13-14; Arze, Diccionario Historiadores, 105; Abecia, Historiografía, 438; Guzmán, Poetas y escritores, 249; Siles, Cien Obras, 226; Arancibia, Figuras, 287-95



COPYRIGHT: Elías Blanco Mamani

No hay comentarios:

Publicar un comentario