DERECHOS RESERVADOS

Gracias por citar la fuente en cualquier reproducción que se haga de este material. D.R. Elías Blanco - Museo del Aparapita.

miércoles, 29 de febrero de 2012

ALFONSO PRUDENCIO CLAURE


PRUDENCIO CLAURE, Alfonso (‘Paulovich’) (La Paz, Bolivia, 1927).- Escritor y periodista.
Estudió periodismo en España (1953-1957). Sus primeras armas en el terreno las había hecho en ‘Presencia’ (1952) como Jefe de Informaciones, luego siguió en otros medios pero como columnista. Ha sido diputado y Alcalde de La Paz (1989-1990). Premio Nacional de Periodismo (1999). Miembro de la Academia Boliviana de la Lengua.
Mariano Baptista Gumucio lo valora: "Más allá de las bromas y los comentarios hilarantes, hay además en Paulovich un hombre preocupado profundamente por la suerte de los bolivianos. Es preciso leerlo también entre líneas para encontrar su pasta de pensador y humanista, de hombre sensible a los reclamos de la amistad y a las tribulaciones que nos afligen a todos...".
Otra valoración pertenece a Porfirio Díaz Machicao –citado por Mariano Baptista- quien dejó escrito: “La obra de Prudencio Claure ha servido de escape a mucha y preciosa carga emocional que fue contenida con el miedo. El fue quien cambió el traje de luto y misa mayor por el de luces y lentejuelas, luciendo al sol en la búsqueda de irisados triunfos. Sus verdades risueñas, sus audacias jactanciosas, sus pases de muleta por encima de las ganaderías bravas, le dieron un título heroico e indeclinable. La carcajada de Paulovich –ruso escapado de una lata de caviar- no era sino la revancha de todo un pueblo amargado y sufrido por la represión. Ahí está su mérito mayor…”.
El mismo Díaz Machicao, ha antologado una de las crónicas de Paulovich, aquel titulado ‘Cumpleaños del Jefe’ (se refiere a Víctor Paz Estenssoro), en que escribió: “En su primera infancia jugaba a las bolitas con otros niños de corta edad. Uno de estos, que poseía más de un centenar, jugaba con Víctor y sus amigos y les ganaba las pocas que tenían y se las llevaba a su casa. Así, todos los días. Hay que nacionalizar las bolas – Se las quitaron al niño rico y éste se dirigió llorando ande su padre para conseguir una justa indemnización. Allí comenzó a germinar la idea de las nacionalización de las minas”.

LIBROS
Crónicas: Bolivia typical país (1960); Rosca, rosca, qué estás haciendo? (1961); Cuán verde era mi tía! (1966); Apariencias (entrevistas, 1967); Florecillas y espinillas (1973); Memorias de un joven puro (1973); Conversaciones en el motel (1976); Diccionario del cholo ilustrado (1978); Manual del perfecto negrero (1981).

Ref.- Baptista, Bolivianos sin hado propicio, 2002, 207; Díaz Machicao, en Boliviano sin hado propicio, 2002, 203; Araujo, Temas Literarios, 110-18; Díaz, Prosa y Verso: IV, 316; Arancibia, Figuras, 366-72; Molina, 100 Personajes, 111


COPYRIGHT: Elías Blanco Mamani


No hay comentarios:

Publicar un comentario