DERECHOS RESERVADOS

Gracias por citar la fuente en cualquier reproducción que se haga de este material. D.R. Elías Blanco - Museo del Aparapita.

jueves, 28 de junio de 2012

VICTOR HUGO VILLEGAS


VILLEGAS, Víctor Hugo (La Paz, Bolivia, 1913 - 1979).- Novelista, dramaturgo y periodista.
Corresponsal de la agencia inglesa ‘Reuters’. Editor de la revista ‘Punto y Coma’. También ligado a radioemisoras, para los que escribió radioteatros.
Su primera novela Chuño Palma (1948), es presentada por Mario Flores: “Víctor Hugo Villegas, periodista inquieto y talentoso, ha escrito esta novela. Chuño Palma, y la ha calificado de ‘novela de cholos’ para darle quizás  una orientación al lector, que el lector no necesita, porque a través de sus páginas emocionadas, de la nítida psicología de sus personajes, de la trama maestramente llevada a término, se capta fácilmente el espíritu con que fue escrita  esta obra que ha de quedar  en la literatura boliviana  como un feliz buceo en el alma, en la idiosincrasia de ese sector de la población criolla que se ha dado en llamar ‘cholo’. Sus pasiones, sus vicios y la grandeza de ese resultado del mestizaje que culmina en muchos héroes de nuestra independencia y de la liberación de América y que aquí en la novela de Víctor Hugo Villegas está simbolizada en esa admirable figura de mujer y de ‘chola’ que es la Trini, madre de Chuño Palma”.
Humberto Vásquez Machicado tras leer Chuño Palma, comentó: “No obstante de haberse apuntado algunas faltas, es preciso hacer constar los méritos que tiene, y hacer honor al autor por sus condiciones estilísticas y por su habilidad descriptiva. Para ser primer ensayo en el género, es mucho obtener y es seguro que perseverando podrá producir algo valioso como aporte al conocimiento de nuestro medio y de nuestro pueblo”.
El escritor Luis Raúl Durán por su lado se refiere a Canchamina y sus dos autores, anotando: “La novela Canchamina, tampoco resulta un ensayo, sino la rotunda confirmación de la existencia de dos verdaderos noveladores que ya escribieron las páginas de ‘Chuño palma’ y ‘Hombres sin tierra’. Los lectores dirán si esta novela es o no de la mina. Lejos de toda demagogia política, con verismo patético y talento literario, vemos en ella un retrato perdurable de la explotación minera de Bolivia”.
En un fragmento de Canchamina, los autores describen el rigor de la mina: “En el socavón, el carburo es la luz y, ¿por qué no? La vida. Cuando lo distribuyo me provoca náuseas. Los mineros se marchan con sus lamparines cargados. Es la primera punta del día. Otra vez estoy amarrado en esta noria. ¿Cuándo, en alguna madrugada, asomará el sol al rancherío del Supay-Kollo?... ¿Será perpetuo este paisaje grisáceo? Salgo a respirar aire. Los mineros se pierden en un recoveco. Ya el viento ha llegado para afilar sus dardos en mi sangre. La pestilencia del carburo se la diluido”.
A decir de Luis Alberto Pabón “El periodista domina al literato. Sus períodos son cortos: traza rápidamente sus imágenes y no se ocupa de retocarlas”.

LIBROS
Novela: Chuño palma (1948); Canchamina (coautor con Mario Guzmán A., 1956).
Teatro: Murillo el insurgente (1966).

Ref.- V.H. Villegas, Chuño Palma, 1948, solapas; Pabón, “La novela…”, LP IV Centenario: III, 69; Pabón, “Del teatro…”, LP IV Centenario: II, 91; H. Vásquez, “Notas y comentarios…”, LR/Letras, 07.11.1948, 2; V. Villegas/Guzmán, Canchamina, presentación y p. 51; Díaz, Prosa y Verso: II, 59


COPYRIGHT: Elías Blanco Mamani

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada