DERECHOS RESERVADOS

Gracias por citar la fuente en cualquier reproducción que se haga de este material. D.R. Elías Blanco - Museo del Aparapita.

lunes, 9 de enero de 2017

THEODOR HERTZOG



HERTZOG, Theodor (Friburgo, Alemania, 1880 – Jena, Alemania, 1961).- Científico y explorador.

Según datos del biógrafo José Roberto Arze, hizo estudios de botánica en Zürich, Friburgo y Münich, graduándose en 1903. Ha sido profesor de la universidad ‘Friedrich Schiller’ de Jena. Hizo estudios botánicos en Cerdeña, Srilanka y en Bolivia (1907-1908 y 1910-1911).

Resultado de su recorrido por zonas orientales, valles y andinas de Bolivia –define José Roberto Arze– “Planteó criterios fitogeográficos sobre Bolivia y coleccionó gran número de plantas, especialmente briófitas y fanerógamas”.

Por su lado Josep Barnadas anota: “En todos sus recorridos recolectó gran número de especies vegetales y analizó paisajes fitológicos, manteniendo hasta su muerte una nutrida correspondencia con Martín Cárdenas”.

Entre sus textos está su carta informativa ‘Desde la selva a los glaciares de la cordillera’, fechado en 1913, en que anota en su primera parte:

A través del Gran Chaco hacia Santa Cruz. En San José habíamos vendido un par de mulas y así nuestra tropa se vio reducida a 14 animales, seis de los cuales estaban destinados para montar. Los tres peones podían sin mayor dificultad transportar los ocho bultos, el resto encontró  lugar en el carro tirado por bueyes. Así todo tomó finalmente un buen curso y pudimos continuar, más aligerados, nuestro camino hacia Santa Cruz el 14 de Julio. / Los dos primeros días de viaje, seis leguas hasta Piojosa y otras siete leguas más hasta Equitos, no nos trajeron nada nuevo bajo el punto de vista del paisaje, aún menos debido a la poca visibilidad de los escasos lugares desprovistos de árboles y que se encontraban cubiertos por una niebla gris. Botánicamente sin embargo hallamos muchas cosas dignas de destacarse. Así la primera aparición del árbol de quebracho blanco antes de Piococa y la típica formación de monte con sus suculentas y numerosas plantas, entre ellas cactus en forma de columna y de candelabros además de palmeras enanas espinosas. La continuación de esta forma de vegetación del Gran Chaco aquí al norte de la cadena de Chiquitos, que representa al mismo tiempo una línea divisoria de la flora, lo aclaro con la penetración del Río Quimome, que atravesáramos en el segundo día.
LIBRO
Botánica: Die pflanzenwelt der Bolivischen Anden und ihres ostlichen Verlandes (El mundo vegetal de los Andes bolivianos y de las zonas adyacentes orientales, 1923).


FUENTES: Friedl, Del coloniaje al siglo XX, 1976, 103-115; Arze, Ciencia, 1987, 95-96; Barnadas, Diccionario Histórico: I, 2002, 1017-1018

COPYRIGHT: Elías Blanco Mamani / Museo del Aparapita

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada