DERECHOS RESERVADOS

Gracias por citar la fuente en cualquier reproducción que se haga de este material. D.R. Elías Blanco - Museo del Aparapita.

sábado, 11 de mayo de 2013

CHARLES ARNADE







ARNADE, Charles Wolfgang
(Goerlitz, Alemania, 1927 – Leesburg, Virginia, EEU, 2008).- Historiador.

Nació en Goerlitz, Alemania, el 11 de mayo de 1927, aunque mantuvo la nacionalidad estadounidense. Según apuntes biográficos de José Roberto Arze, Arnade realizó estudios en las universidades de Michigan y la Florida. Luego hizo de profesor e investigador; llegó a ser Jefe del Departamento de Historia de la Universidad Estatal de Tampa. Posteriormente fue director de investigaciones históricas de la St. Augustin Historical Restauration and Preservation Commission. Se ligó a los denominados ‘Cuerpos de Paz’ de los Estados Unidos desde sus inicios (1960) en calidad de miembro y consultor. De igual manera fue miembro de la Sociedad Histórica Meridional y de la Sociedad Antropológica de Florida.

Arnade conoció Bolivia en su juventud, pues tuvo oportunidad de radicar aquí por el lapso de casi cinco años; llegó a Bolivia aproximadamente en 1952 inicialmente a Sucre, como becario de la Universidad de Princeton. Posteriormente, tras su formación académica en EEUU, eligió precisamente Bolivia para su tesis doctoral, debido al conocimiento básico que ya tenía de nuestra historia.

Su tesis versaría sobre la fundación de la República. Paralelamente a sus investigaciones, fue publicando algunas de sus observaciones en la prensa local, en uno de sus primeros avances publicado en el matutino ‘El Diario’ de 8 de noviembre de 1953, referidas a uno de los primeros periódicos de Bolivia como lo fue ‘El Cóndor de Bolivia’ (que circuló en Sucre entre 1825 y 1828), Arnade escribió entonces:

“Son las páginas de 'El Cóndor de Bolivia' no sólo documentos de gran valor histórico, sino amena lectura por su diversificado reportaje. Y tuvo el lector boliviano en aquellos años buena oportunidad de enterarse de muchos acontecimientos del mundo entero.  Es esta gaceta comienzo muy digno de la historia del periodismo boliviano”. 

De esta manera, la relación Arnade-Historia de Bolivia comenzó en los años cincuenta.

En 1976 dio a conocer en Bolivia a través de ‘Presencia Literaria’ de La Paz, su ensayo titulado ‘Vicente Pazos Kanki y la historia de los Estados Unidos’, en el que retrata al indígena e historiador paceño (1779-1852); es texto es una pauta de su capacidad analítica y de la valoración que da a los bolivianos Arnade:

“Hay una característica sobresaliente en Pazos Kanki. Fue un hombre de mundo, lo que hoy se califica de ‘internacionalista’, y no sólo fue en espíritu sino también en acción, como lo ha demostrado a través de sus escritos, sus viajes y sus permanencias en el extranjero. Naturalmente, consideró los problemas de su época desde un punto de vista amplio, moderado y también internacional. Sin duda, fue un hombre extraordinario para su tiempo. De haber vivido en el presente, ¿sería aún considerado un poco ‘extraordinario’? La respuesta es dudosa, porque aún no lo comprendemos, y jamás lo comprenderemos. Bowman nos dice de Pazos Kanki todo lo que ya sabemos de él; René Moreno, Vásquez Machicado, Otero y otros ya lo habían descrito y debatido ampliamente.
Es muy posible que, debido a las presiones de su familia, Pazos Kanki, se haya ordenado sacerdote. Nunca renunció a la iglesia, simplemente abandonó la sotana y siguió otros objetivos. Si bien era un indio boliviano de idénticas ventajas estables, jamás se sintió inseguro ni llegó a ser un extremado etnicista. La idea de resucitar el Imperio Incaico, fue para él, un movimiento reaccionario. Debe respetarse el pasado pero no repetirse. Estaba en contra del dominio colonial, que en vocabulario actual sería el equivalente a ‘anti-imperialista’, pero no fue un nacionalista fanático. Era un fervoroso creyente de los derechos individuales, del gobierno representativo y luchaba contra la centralización unitaria. Sostenía la idea de la unión supranacional hispánica.
“Aparentemente creía en los buenos modales, que según él no constituía un monopolio para la gente educada u opulenta. No era producto de una educación superior universitaria, aunque sus conocimientos eran vastos y diversificados más que especializados. Por lo tanto, no puede ser clasificado como político, historiador, científico político, economista, revolucionario, periodista, ensayista, traductor, sociólogo, antropólogo, teólogo, diplomático, o lingüista, aunque era un poco de todo esto. No hay duda alguna de que él haya producido nada verdaderamente original, excepto su propia posición, personalidad y actividades. Fue el internacionalista más genuino del Alto Perú y de Bolivia, con anterioridad al siglo XX. Fue una figura mundial”.

Entrevistado por su colega el boliviano Juan Siles Guevara en 1980 -aprovechando una de las tantas visitas que periódicamente hace el alemán a Bolivia-, Arnade expresó los siguientes conceptos:

“Somos productos de la Historia. No podemos cambiar eso, es muy necesario conocer la historia porque ésta no se repite en detalle, pero sí en sus grandes rasgos”.

Y respecto al marxismo y sus postulados concentrados en el llamado materialismo histórico, Arnade refirió:

“Una de las razones por las cuales me opongo al marxismo es porque Marx vivió en otros tiempos. Marx vivió en un mundo de abundantes recursos naturales y abundante energía. Es absurdo suscribir una teoría que fue formulada hace más de 100 años, porque el mundo ha cambiado totalmente, los problemas actuales son diferentes. Con todo, creo que hay conceptos permanentes”.


LIBROS
Historia referente a Bolivia: The emergence of the republic of Bolivia (1957; traducido bajo el nombre de La dramática insurgencia de Bolivia); El problema del humanista Tadeo Haenke (1960: sobre el naturalista e historiador que trabajó en Bolivia); La historia de Bolivia y la de los Estados Unidos de América (1962); A discusión of the Bolivian indian (1966); Escenas y episodios de la historia: Estudios bolivianos, 1953-1999 (2004); My life in Bolivia. Mi vida en Bolivia (2003)


FUENTES.- C. Arnade, “El Cóndor de Bolivia”, El Diario/Artes y letras, LP, 08.11.1953; José Luis Roca: “El problema del humanista Tadeo Haenke, de Charles Arnade…”, Rev. Signo, Nro. 7, La Paz, s.f. (1961?), 124-126 (*); C. Arnade, “Vicente Pazos Kanki…”, Presencia Literaria, LP, 05.12.1976, 1; Juan Pereira Fiorilo, “Arnade y el origen del movimiento libertario”, Presencia Literaria, LP, 05.12.1976, 1 y 4; ABNB, Bibliografía 2004, 16 y 163; Juan Siles, “Conversando de historia con Arnade", Presencia Literaria, LP, 28.09.1980, 1


 
COPYRIGHT: Elías Blanco Mamani / Museo del Aparapita

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada