DERECHOS RESERVADOS

Gracias por citar la fuente en cualquier reproducción que se haga de este material. D.R. Elías Blanco - Museo del Aparapita.

miércoles, 11 de enero de 2017

GABRIELA MISTRAL y Bolivia



MISTRAL, Gabriela (Vicuña, Chile, 1889 – Nueva York, EEUU, 1957).- Escritora de calidad universal, ha sido reconocida con el Premio Nóbel de Literatura en 1945.
Su verdadero nombre fue Lucila Godoy Alcayaga. Su infancia transcurrió en el Valle de Elqui, Montegrande, su pueblo natal, perteneciente a la Región de Coquimbo. Se dedicó desde joven a la labor educativa, logrando titularse de profesora de castellano en 1923; sirvió en distintos centros de formación hasta llegar a ser directora. Su actividad literaria también destaca desde temprano, al ganar en los Juegos Flores de 1914 en Santiago de Chile. Paralelamente a la publicación de sus libros, cumplió misiones consulares en Madrid, Lisboa, Niza y Brasil, Génova y Madrid. En 1951 su país la reconoció con el Premio Nacional de Literatura.
Su contacto con Bolivia nace de la relación personal que tuvo con escritores bolivianos como Alcides Arguedas o con artistas como Marina Núñez del Prado o su hermana Nilda. Las cartas y las memorias dan testimonio de aquellos contactos.
En el caso de la escultora Marina Núñez del Prado, de quien Gabriela apreciaba desde antes sus ‘madonas’, apenas hubo oportunidad de conocerse entre ambas, se embarcaron en tertulias, convivencias y otras acciones conjuntas. Marina hizo un busto de Gabriela como muestra de admiración a la autora chilena.
En sus memorias la escultora boliviana escribió sobre esta experiencia: “El rostro de Gabriela era firme y sereno, una gran frente y sus ojos inmensos de un color de agua tranquila y limpia, debajo de los arcos perfectos de sus cejas; su boca fina, como húmeda de una dulzura amarga, el cabello gris, lacio, tirado atrás. Vestía siempre los colores claros, el azul era su color favorito, no le gustaba llevar joyas. / El rostro de una deidad antigua  que miraba con hondura en todos sus esplendores y matices, era el rostro de Gabriela; y al verla así, siempre atenta a su quehacer, que era la vida, me inspiró el vehemente deseo de esculpir ese rostro hecho por la eternidad. No era fácil interpretar esa faz profunda como el mar, iluminado por los fuegos recónditos de un corazón en llamas… con todo, yo aprovechaba los largos momentos de sus charlas para hacer mis apuntes primero y posteriormente el doble de Gabriela. En largas semanas coroné mi labor. La cabeza, que era como el arquetipo de una raza superior, estaba terminada”.
Y por su lado, Gabriela Mistral en 1952 escribió sobre Marina: “Miro trabajar a esta boliviana en grande y a quien yo admiraba sin reconocer, y me place su silencio bebedor de planos, de líneas, de colores, de todo lo visible, pero, además de los imponderables que o vuelan sobre la materia o se posan un momento sobre ella. /…/ Marina Núñez del Prado escogió su arte bajo el imperativo de amor que le dieron sus montañas. Alabado sea Dios que la puso a criarse bajo la mirada de tan grandes y mágicas personas. /…/ Marina es ya el caso de un maestro. A esta categoría se llega generalmente hacia la vejez; los dioses que gobiernan la ruta hacia la maestría no lo hacen corta ni blanca para sus ahijados: el escultor y el pintor. Para la boliviana genial la Gracia  se ha apresurado, pues su obra lanzada ya es ancha, y podemos decir de ella, sin caer el hinchazón, que ella ‘merece de la patria’, según la expresión popular. Pero la patria suya rebosa a Bolivia; ella comprende toda su América india y mestiza. La fiesta es, por lo tanto, para todos nosotros”.

LIBROS
Poesía: Sonetos de la muerte (1914); Desolación (1922); Lecturas para mujeres (1923); Ternura (1924); Nubes blancas y breve descripción de Chile (1934); Tala (1938); Antología (1941); Lagar (1954);  Recados contando a Chile (1957); Poema de Chile (1967); Almácigo (2008); Niña errante (2009).


FUENTES: Marina Núñez del Prado, Eternidad en Los Andes, Chile, 1973, 72-73 y 140-144; Mariano Baptista, Pensando en Bolivia, LP, 2000, 79-93; “Gabriela Mistral”, es.wikipedia.org (agosto 2010)

FOTO: Gabriela Mistral abraza a Marina Núñez del Prado
 
COPYRIGHT: Elías Blanco Mamani / Museo del Aparapita

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada