DERECHOS RESERVADOS

Gracias por citar la fuente en cualquier reproducción que se haga de este material. D.R. Elías Blanco - Museo del Aparapita.

domingo, 8 de julio de 2012

EDUARDO WILDE GARCIA


WILDE GARCÍA, Eduardo (Tupiza, Potosí, Bolivia, 1844 – Bruselas, Bélgica, 1913).- Escritor y político que aunque nació en Tupiza, mantuvo la nacionalidad del país vecino, Argentina, por sus progenitores.
El escritor cochabambino Javier Baptista Morales, a propósito del lugar de nacimiento del autor, en su libro Anécdotas de lunes, anota que “La verdad es, que Wilde nació en Choroma (Potosí), porque su padre don Calixto desterrrado por Rosas, se refugió en la incógnita de la minería”. De padres argentinos (Diego William Wilde, médico y militar de ascendencia inglesa, su madre fue una criolla de Tucumán), estudió medicina en Buenos Aires, titulándose como médico en 1870 con una tesis sobre El Hipo. Ejerció varios cargos políticos en su país, además de ser docente universitario y diplomático. Fue Diputado Nacional. Ministro de Justicia, Culto e Instrucción (1882), Ministro del Interior (hasta 1890). Ministro plenipotenciario ante los EEUU. Tuvo misiones diplomáticas en España y Bélgica. Un hospital de la localidad de Avellaneda en la provincia de Buenos Aires lleva su nombre.
Por su lado el también escritor boliviano Emilio Medinaceli Quintana en artículo publicado en 1950, destaca la obra de Wilde al afirmar: “La crítica argentina considera a Wilde el más ilustre escritor humorista de la Literatura Argentina, a la que está incorporado, y la argentinidad le ha erigido un monumento, y en cambio en Bolivia, que ha sido su patria de origen, se le ignora, no obstante de ser aún su novela única doblemente valiosa por lo autobiográfica y psicológica sobre la tierra y el ambiente boliviano de Sud Chichas”.
Augusto Guzmán sostiene que “Wilde en América es paradigma de humoristas”.
Según apuntes de Enrique Finot, la novela  Aguas abajo: “contiene recuerdos de infancia en esa aldea perdida entre las breñas de los Andes. Más que una novela es un admirable estudio de psicología infantil. A trevés de él puede seguirse el proceso de la formación intelectual del futuro hombre de ciencia y del literato /…/ En forma sencilla y conmovedora recurda las bellezas agrestes del paisaje contemplado en la niñez”.
Un fragmento de lo escrito por Wilde en su única novela Aguas abajo, manifiesta al comenzar: “No tuve el mérito ni la culpa de haber entrado en el mundo por Tupiza; pero si le hubiere sido posible escoger una población para nacer en ella, habría adoptado por esa villa, en razón de ser ella modesta, elemental y rara”.

LIBROS
Novela: Aguas abajo (1914).
Varios: Tiempo perdido (2 v., 1878); Viajes y observaciones (1892); Por mares y por tierra (1899); Obras completas (15 v., 1923).

Ref.- Javier Baptista, “El argentino Eduardo Wilde…” en Anécdota de lunes, 1952, 189; Finot, Historia Literatura, 1964, 199-200; E. Wilde, Aguas abajo, 1975, 19;  Arze, Diccionario Escritores, 199; Guzmán, Novela en Bolivia, 79; E. Medinaceli, Diario/Magazine, 01.01.1950, 12; DHB, Diccionario Histórico: II, 1184; Lora, Diccionario, 598; es.wikipedia.org; E. Blanco, Potosinos, 2010, 164-165


COPYRIGHT: Elías Blanco Mamani


No hay comentarios:

Publicar un comentario