DERECHOS RESERVADOS

Gracias por citar la fuente en cualquier reproducción que se haga de este material. D.R. Elías Blanco - Museo del Aparapita.

miércoles, 21 de diciembre de 2016

ALBERTO H. PEYROU



PEYROU, Alberto H. (Buenos Aires, Argentina, 1916).- Poeta, actor de teatro y cineasta.
De su paso por Bolivia, en concreto por la ciudad de La Paz, da testimonio el escritor boliviano Luís Mendizábal Santa Cruz: “Es argentino y uno de los poetas más jóvenes del Plata. Esa inquietud de los caminos, peculiar a los que viven con la vista ansiosa de paisaje y el corazón como una proa siempre enfilada al rumbo nuevo, lo ha traído hasta nosotros. Su vida misma es un poema moderno. En la metrópoli boliviana, es ya conocida su figura de hombre joven, culto, simpático; cordial en sus relaciones sociales y dinámico en sus actividades artísticas estrechamente unidas a la literatura, el periodismo, la radiodifusión, el teatro y todo aquello que se hermana con el ritmo ágil de su vida consagrada a un elocuente anhelo de superación en sus más amplias inquietudes espirituales”.
El texto es parte del prólogo inserto en el poemario Palabras para Mary Ann…, que fue impreso por la editorial ‘Amauta’ de La Paz. En el mismo volumen está la palabra de Peyrou en que expresa: “En mi patria he escrito mucho, publicando en diversas revistas cuentos y poemas. Pero los trabajos más logrados los he hecho en esta hermosa ciudad de La Paz. Mi vida ha fluctuado entre el teatro y la poesía. Es decir, entre las aventuras dolorosas y risueñas y los viajes ultracósmicos. Y seguirá fluctuando entre estas dos pasiones hasta que mi hermana, la tierra, abra sus brazos para recibirme. Soy autodidacta. Jamás he pisado los umbrales grises de las escuelas secundarias, nunca tuve profesores antropomorfos. Odio la disciplina con todas las fuerzas de la naturaleza. Mis profesores fueron y son: los libros. Mis inspiradores: la mujer, el café y el cigarrillo. Para mí la poesía es lo que, debiendo ser, no es”.
Entre sus versos está el titulado ‘Pensamientos afines’ en que se refiere al acto de morir al decir: “Yo le canto a la Muerte porque existe / y porque nunca muere… ¿Paradoja? / axioma inexorable que se aloja / en todo ser humano que se viste. / Yo le canto a la Muerte porque existe / y porque nunca muere…; ¿es que algo muere? / Cuando entonamos tristes, sobre alguna / tumba recién abierta, / el viejo miserere: / ¡entonamos quizá canción de cuna / por lo que vive en materia muerta!”. Según registros del sitio web cinenacional.com, Peyrou ha sido guionista de hasta 5 películas (entre 1955 y 1955), además de haber hecho adaptaciones e interpretaciones.

LIBROS
Poesía: Palabras para Mary Ann… (1940); Relojero de otoño (1965).


FUENTES.- A. Peyrou, palabras para Mary Ann, II-III y VIII, y 71, 1940; Costa, Catálogo: I, 1969, 832; www.bnm.me.gov.ar (Biblioteca Nacional de Maestros); www.cinenacional.com

COPYRIGHT: Elías Blanco Mamani / Museo del Aparapita

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada